Amo y admiro esta profesión, en ella me gusta transmitir la tradición cultural.

Cuando diseñamos es importante previamente desnudar la arquitectura original. Hay que dejar que los edificios nos cuenten su historia, ellos nos muestran los elementos que es interesante mantener.

Igual importancia tiene establecer una comunicación fluida entre espacios. Crear una correcta circulación, unas áreas proporcionadas y facilitar su adecuado uso. El orden es la base de un proyecto y es sumamente importante.

Por otro lado debemos conseguir el bienestar, confort e identificación con el ambiente de las personas que lo habitarán, espacio por espacio. El resultado será óptimo cuando los materiales y especialmente la luz sean los adecuados. Tan importante son los objetos debidamente iluminados como las sombras que proyectan.

Los detalles son los que acaban definiendo un proyecto y es por este motivo que me gusta aportar valor a todas las decisiones que se toman, por pequeñas que sean.

El resultado final siempre es una sorpresa, principalmente por su dimensión. La combinación de los materiales, los colores, las texturas, la interpretación de la luz y los espacios siempre son un resultado mágico y así debe ser. Los espacios no son estáticos, son un escenario que cobra vida cuando lo habitamos y jugamos con él.

Me gusta ver la cara de sorpresa a la par que satisfacción de mis clientes cuando la obra está terminada. También la de los colaboradores e industriales, con los que juntos hacemos posibles los proyectos y a los que aprovecho para dar las gracias por sus servicios y el trabajo bien hecho a lo largo de tantos años.

Soy titulada en Diseño de interiores por la Escuela Elisava_ Universitat Pompeu Fabra de Barcelona (1997), posteriormente hice un Postrado en Arquitectura Efímera, UPC (1998), soy perito y desde 2020 miembro de la Junta directiva de la demarcación de Barcelona del Colegio Oficial de Diseñadores de Interior de Cataluña.

Después de trabajar en diferentes ámbitos del interiorismo para empresas del sector, a los 28 años decidí continuar ejerciendo la profesión por mi cuenta junto a otros compañeros afines a mi manera de entender el diseño. Así nacieron primero Bambauna y después Singularpro. Empresas que hemos liderado conjuntamente durante más de 14 años.

Después de 20 años de experiencia y con mucha ilusión, decido continuar el camino, en solitario al frente, y nace CARLOTA MIRÓ_Arquitectura interior (2018).